sábado, 29 de marzo de 2008

MOTEROS

He conducido varios kilómetros en dirección a Córdoba. La mayoría de los puentes, de los cambios de sentido, estaban abarrotados. Aplaudían a los moteros, que se dirigían al circuito de Jérez. Es un fenónemo que no termino de comprender.
Nunca he visto en los tendidos de una plaza de toros a alguien vestido de torero (salvo el friki de turno). En los estadios de fútbol los hinchas se cubren con las camisetas de sus equipos, pero no van vestidos de futbolistas. No se me ocurriría ir a una feria del libro con el portátil y un diccionario -y tampoco se lo he visto hacer a ningún compañero, y eso que algunos son la mar de raritos-. No entiendo a los moteros...
Me temo que tendré que pasar una mañana, tal vez parte de la tarde, en uno de los puentes que atraviesan la autovía.

3 comentarios:

Juan Manuel Gil dijo...

amigo salva, cuenta conmigo. dime el punto kilométrico exacto. yo tampoco lo entiendo muy bien. pongo la scooter. tú échate un par de fiambreras con lo que sea por si se alarga la cosa. este método galdosiano es lo que tiene...

salvador gutiérrez solís dijo...

será un placer. botellines y bocatas de tortilla. y nos ponemos un casco en la cabeza...

Nacho Montoto dijo...

¿Y esos seguidores de los ciclistas que can co su coloutte y su bici a aplaudir a sus homónimos en las subidas de los grandes puertos? :-)

Frikis hay muchos...

Lo que ocurre es que a los moteros no los controla nadie y son un peligro para lo demás que circulamos.

Un abrazo