martes, 29 de enero de 2008

AQUÍ HAY TOMATE SE DESPIDE


Mientras todos veíamos los documentales de la 2, Aquí hay tomate destripaba el mundo rosa de nuestro país. Durante cinco años. Ejemplo de lo que no ha de ser la televisión, para muchos, registraron cifras de audiencia impensables en su franja horaria. El canalillo de Carmen Alcayde, las citas literarias de JJ Vázquez mientras dos leones cazan en la sabana...


Dicen que se van para no volver.

2 comentarios:

Lombilla dijo...

Es usted un demagogo, señor escritor. Sepa que yo soy uno de esos que ven los interesantísimos programas de animales mientras otros dan audiencia a la peor telebasura. Y gracias a este hábito cultural, mis conocimientos han crecido una barbaridad. ¿A que usted no sabe con quién se ha liado el león? Pues yo, gracias a esos documentales, me sé todas las amantes que ha tenido el rey... de la selva. Y el ñu ese que parecía tonto, pues resulta que se droga esnifando rayas de cebra... Y del mundo de los toros no le digo nada... ¡Hay tantos toros mariquitas que en los restaurantes las criadillas ahora las tienen que hacer sintéticas! Y no sigo porque no me da la gana. Culturícese usted solo, que ya es mayorcito. Yo sólo tengo que decirle que me alegro de que hayan quitado ese programa, a ver si ahora ponen uno de animalitos que lo sustituya. Por ejemplo de gallinas. A mí me encantan las gallinas, son tan cariñosas... y algunas van, ay, cómo van... hay una, que se llama Malena que...
Adiós.
Ah, y que sepa que a pesar de todo me ha gustado su blog.
Un saludo y besos en las corvas.

salvador gutiérrez solís dijo...

ESTOY DE ACUERDO EN TODO. O ESO CREO. ¿CÓMO DICES?